Tomás, de 52 años, murió prensado entre los fierros retorcidos de su camioneta Nissan, color azul, al volcar hacia la calle Talamacas de la colonia Guadalupe de las Arenas, de Zapata, tras perder el control cuando circulaba por la avenida Temixco.