Jorge, de 48 años, murió electrocutado al sufrir una descarga eléctrica al tocar accidentalmente unos cables de alta tensión, cuando realizaba algunas maniobras en la azotea de su casa, ubicada en la calle Felipe Flores, del poblado de Ticumán, en Tlaltizapán, por lo que peritos del Semefo ordenaron el levantamiento del cadáver.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...