Ángel, de 63 años, con domicilio en el poblado de Huichila, en Tepalcingo, murió al caer a un pozo de 11 metros de profundidad en dicha comunidad y municipio, tras descender de un auto y no observar el hoyo debido a la oscuridad, por lo que peritos del Semefo realizaron una inspección y ordenaron el levantamiento del cadáver.