compartir en:

Un niño de 9 años perdió la vida tras caer más de 15 metros de profundidad en una barranca, cuando se encontraba en el poblado de Ajuchitlán.
El hecho ocurrió la tarde del jueves, cuando el menor Mateo “N”, de 9 años y su familia se encontraban de visita en el poblado de Ajuchitlán, ubicado en los límites del Morelos y el Estado de México.
Ahí, al estar recorriendo el bosque, el pequeño cayó en una barranca a más de 15 metros, por lo que de inmediato sus familiares bajaron hasta donde había quedado, para después trasladarlo al Hospital General de Cuernavaca a bordo de un vehículo particular.
Sin embargo, en el hospital a pesar de los esfuerzos de los doctores por salvarle la vida, Mateo murió minutos de haber ingresado debido a la gravedad de las lesiones.