Por tomar medicamentos que ella misma se recetó, Erika, de 40 años, con domicilio en la colonia Cajigal, de Yautepec, murió en el interior de su casa, en donde fue hallada por su esposo tirada en la sala, quien relató a las autoridades que minutos antes de morir la mujer sintió una fuerte comezón en el cuerpo y se había tomado unas pastillas que ella misma sabía que eran para quitarse ese malestar, las cuales al parecer le causaron la muerte debido a los antecedentes cardiacos que tenía, por lo que peritos del Semefo acudieron al lugar y tomaron conocimiento.