compartir en:

 Por ingerir laxantes sin la supervisión de un médico, Viviana, de 12 años, con domicilio en la colonia Universo, de Cuernavaca, murió cuando era trasladada de emergencia por su madre a bordo de un taxi al Hospital General “Dr. José G. Parres”.
Foto: STAFF / DDM