compartir en:

Áaron, de 57 años, quien se encontraba en silla de ruedas, murió calcinado adentro de su casa, ubicada en la calle Puente de Ixtla, del poblado de San Pedro Apatlaco, en Ayala, luego de que se incendiara presuntamente mientras calentaba alcohol con veladoras para posteriormente aplicárselo, cuando sus familiares lo dejaron solo para realizar unas compras en el mercado.