compartir en:

El gorila Bantú falleció cuando era preparado para trasladarlo del zoológico de Chapultepec al de Guadalajara donde permanecería un año para su reproducción con una hembra.

Bantú de 25 años de edad se encontraba sano pero recibió una sobredosis de anestesia lo que le provocó un paro cardiorrespiratorio.

A través de un comunicado, la Dirección General de Zoológicos y Vida Silvestre de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, lamentó el fallecimiento del animal y justificó que la preparación del traslado se hizo de acuerdo a los protocolos médicoveterinarios internacionales establecidos por la Asociación de Zoológicos y Acuarios de Estados Unidos (AZA, por sus siglas en inglés).

Explicó que la complicación se presentó cerca de las 21:30 horas del miércoles en el Zoológico de Chapultepec, cuando, estando sedado, Bantú sufrió un paro cardiorrespiratorio, lo cual fue confirmado de manera preliminar por la necropsia.

El gorila fue atendido por 20 médicos y técnicos especializados de los zoológicos de Chapultepec y Guadalajara, quienes trataron de reanimarlo por más de treinta minutos.