Cuernavaca, MORELOS.- Un descuido de sus padres provocó que un bebé de un año y medio cayera a una alberca y se ahogara, en una casa del fraccionamiento Limoneros.
Alejandro Cedillo Martínez, padre del pequeño de tan sólo 18 meses, dijo a las autoridades que el viernes a las 15:00 horas estaban conviviendo en una casa ubicada en Paseo de los Limoneros, del conjunto residencial Limoneros, de Ahuatepec.
En un descuido de los padres, el bebé cayó a la alberca y desafortunadamente perdió la vida al ahogarse, siendo minutos después cuando lo encontraron flotando y de inmediato lo sacaron.
Ante su desesperación, optaron por llamar a los números de emergencia, para ver si el menor aún podía ser reanimado
Paramédicos de Cuernavaca arribaron al domicilio marcado con el número 25, notando que el niño tenía aspecto color morado y ya no contaba con signos vitales, siendo policías del Mando Único los que se encargaron de retener a los padres.
Los Servicios Periciales tomaron la versión de los papás para realizar el levantamiento del cuerpo como parte de las investigaciones.
Será en las próximas horas cuando se determine la situación jurídica de los padres, por lo que podrían quedar en libertad dependiendo del veredicto de las autoridades correspondientes. 

Llamaron al número de emergencia
En su desesperación, los padres llamaron a paramédicos para que reanimaran al niño, pero todo fue en vano.

Retenidos
Elementos del Mando Único se llevaron a los padres para rendir declaración, a la espera del esclarecimiento del caso.

18 meses era la edad del pequeño que cayó hacia el agua

 

Por: DDM Redacción  /  [email protected]
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...