compartir en:

Antonio Delgado Figueroa, de 25 años, con domicilio en la colonia Amador Salazar, del poblado de San Miguel 30, en Tlaltizapán, murió presuntamente al caerse y golpearse en la cabeza, cuando caminaba en estado etílico junto a un canal de agua, en un cañaveral, ubicado en la colonia, poblado y municipio antes mencionados, en donde fue identificado por sus primos, quienes señalaron que llevaba varias semanas ingiriendo bebidas alcohólicas, mientras peritos del Semefo ordenaron el levantamiento del cadáver.