compartir en:

El sueño, como proceso de dormir es muy importante, ya que de forma experimental se ha observado que las personas mueren más rápido por no dormir que por no comer, aseveró el jefe del Laboratorio de Neurociencias de la Facultad de Psicología de la UNAM, Fructuoso Ayala Guerrero.

Durante este fenómeno se sintetiza una gran cantidad de substancias básicas para el individuo, como proteínas para crecer o que forman parte de la memoria, indicó el especialista.

“De tal manera que cuando alguien deja de dormir empieza a tener problemas desde el punto de vista mental y físico”, explicó a UNAM Global, Ayala Guerrero.

El científico comentó que "en tanto, parece ser que los sueños desempeñan un papel importante para la vida de los organismos, pues permiten la estimulación de áreas cerebrales relacionadas como la imaginación y capacidad de planear".

“Un cerebro que no puede planear corre el peligro de que desaparezca el individuo, porque a través de fenómenos de planeación podemos adelantar acontecimientos que nos permiten evitar posibles peligros.  De esta forma, el cerebro trabaja constantemente, ya sea despierto o dormido”, destacó.

De  acuerdo con el investigador es más relevante esta función que comer, pues ningún ser vivo podría vivir insomne.