Familias, amigos y parejas de la ciudad, así como visitantes de otros estados vecinos, llegaron a Kookaburra Cuernavaca para disfrutar y probar la gran variedad de platillos a la carta que ofrece este innovador sitio.

Entre pláticas y risas, los presentes pasaron su noche llena de alegría. Al lugar llegaron con motivos especiales como celebrar aniversarios y cumpleaños, como el caso de Sugey Vivero, quien acompañada de su familia y amigos festejó un año más, soplando las velitas de un delicioso pastel. 

Al transcurrir la noche, el ambiente de fiesta y alegría aumentaba entre los presentes, olvidándose por horas del estrés laboral con música de jazz como fondo y deleitando su paladar con el tradicional y único sazón del lugar. 

Por: DDM STAFF

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...