Con casuales y cómodas prendas y excelente actitud, grupos de amigos y parejas ingresaron a un conocido centro nocturno de la ciudad, para disfrutar de una divertida velada con música de décadas pasadas.
Se trata de una disco para adultos, quienes buscan gozar una alegre noche en compañía de buenos amigos y seres queridos y recordar viejos tiempos de colegio y de fiestas con rolas de los 70, 80 y 90, porque recordar es volver a vivir.
Refrescantes bebidas, fotografías para el recuerdo, los mejores pasos al centro de la pista y excelente ambiente, fueron los elementos para que los asistentes disfrutaran de una noche de antro.
Por: Mariana García