CUERNAVACA,  MORELOS.- Es bastante común que un cachorro se lance a los pies cuando caminas. No es algo que deba preocuparte en exceso, pues la boca, junto con el olfato, es su principal medio para jugar y descubrir el mundo. ¿Tu perro te muerde los pies y te preguntas por qué?

El movimiento atrae irremediablemente a los más pequeños. No obstante, si esta fijación no desaparece con la edad o se convierte en una obsesión, puede que algo no esté funcionando del todo bien. Descubre qué es lo que dispara este comportamiento canino.

Debido a su herencia lobuna, los canes nacen con un instinto de persecución. Si estudias los movimientos de un cachorro verás cómo se sienten atraídos no solo por tus pies, sino por cualquier otra cosa que se mueva alrededor.

Se fijan en lo primero que tienen a la vista y es normal que, al caminar, esta tendencia se haga más evidente. Ahora bien, este impulso no significa que quieran comerte vivo. Los pequeños utilizan estas pequeñas mordeduras como un juego para explorar y entrar en contacto con la realidad.

Por: Redacción Ddm / local@diariodemorelos.com