Con una extensión de 767 metros cuadrados, este fin de semana se inauguró el altar de muertos más grande del país, en Pachuca, Hidalgo, con el que se pretende romper Récord Guinness.

La megaofrenda fue inaugurada esta por el secretario de Cultura de Hidalgo, Olaf Hernández, quien detalló que en el diseño se utilizaron más de mil 50 piezas de pan, procedentes de diversos municipios de la entidad como Huejutla de Reyes, Huautla, Molango, Real del Monte y Tulancingo.

En el montaje de altar se usaron mil metros de papel picado; 400 kilogramos de naranjas; 50 de mandarinas; 10 de cacahuates; 100 de guayaba; 400 de plátano; 20 de tejocote; 20 de calabaza; 30 de jícama y 20 de maíz; 100 costales de aserrín de madera y 7 de caña de azúcar.

De acuerdo con el funcionario, comerciantes de la Central de Abasto de Pachuca donaron la fruta para el altar, que se instaló en la explanada de la Plaza Juárez, en la capital del estado.

La instalación del templete metálico de siete niveles en el que se colocó la megaofrenda corrió a cargo de personal de la dirección de Recursos Materiales y Servicios del gobierno local, la decoración fue obra de estudiantes de secundarias de Pachuca y el tapete de aserrín fue realizado por voluntarios de Acaxochitlán.

Autoridades del estado pretenden que esta ofrenda supere el récord que en 2014 se impuso en la Plaza México, durante la celebración de la Fiesta Cala de Vera, donde se instaló un altar de 558 metros cuadrados.

Se espera que la instalación sea visitada por más de 100 mil personas.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...