Un hecho que pareciera de película sucedió en la vida real, esto después de que se diera a conocer que un grupo de monos robara tres pruebas de sangre de pacientes diagnosticados con COVID-19. Este curioso suceso se dio en la India y, aunque es extraño, hay una explicación.

Este viernes 29 de mayo se informó que los primates atacaron a un técnico que trabaja en el Meerut Medical College, en Delhi, capital de la India.

De acuerdo a los reportes de medios locales, el técnico caminaba por las inmediaciones del campus cuando se vio sorprendido por el grupo de monos, mismo que lo atacó. Los primates terminaron huyendo con las muestras de los pacientes.

Minutos después del hecho, portavoces del Meerut Medical College aseguraron que por lo sucedido tuvieron que tomar de nueva cuenta muestras de sangre a los pacientes.

Horas posteriores al suceso, medios internacionales reportaron que uno de los monos que atacaron al trabajador fue visto arriba de un árbol masticando uno de los kits de recolección de muestras. Más tarde, también se recuperaron otros kits robados, aunque estos no presentaban daños, aseguró para AFP Dheeraj Raj, supervisor del Meerut Medical College.

“Todavía estaban intactos y no creemos que exista ningún riesgo de contaminación o propagación”, agregó Dheeraj Raj.

Un problema en India

Desde hace algunos años, la aparición de monos ‘ladrones’ ha sido un problema en las zonas urbanas de la India, ya que incluso arrebatan alimentos y celulares. Sin embargo, por las medidas adoptadas para evitar la propagación del coronavirus, se cree que estos se han aventurado a salir todavía más.

Durante la pandemia, se ha aconsejado a las personas no alimentar a los monos, pues -de acuerdo a los expertos- esto podría causar que el virus mute y también afecte a los primates.