“La Reforma Política para 2021 ya está muerta”, consideró ayer el diputado Héctor García Chávez, al lamentar que las fuerzas políticas, dentro y fuera del Congreso continúen sin poder ponerse de acuerdo.

Y, si no hay acuerdo para impulsar la reforma política, cuya principal propuesta era modificar nuevamente la distritación electoral del Estado para, en su caso, regresar el número de integrantes del Congreso a 30, “no tiene caso prorrogar el inicio del proceso electoral”, agregó el legislador.

El pasado 15 de mayo, García Chávez anunció que promovería una iniciativa para recorrer el inicio del proceso electoral de septiembre a enero; el plazo daría oportunidad a los diputados de materializar la reforma política; sin embargo, hasta ayer, no había consenso, por lo que anunció que por su parte, dejará de intentar cualquier cabildeo en virtud de que los tiempos ya no le dan a la Legislatura de concretar nada.

“Veo señales encontradas, que preocupan”, dijo el diputado, al advertir que mientras el mensaje, desde el Congreso sea de golpeteo a los presidentes municipales, que dan claridad sobre la falta de voluntad para impulsar los cambios en materia electoral.

En ese escenario, García Chávez consideró que lo que se ve con más claridad, es la falta de consenso tanto en los partidos políticos, como en los grupos parlamentarios de la LIV Legislatura “para arribar a una reforma electoral de gran calado”, con el respaldo de los 20 diputados y de la mayoría de los municipios.

“Entonces, veo que cada vez está más muerta la reforma, por más que hemos insistido, desde diciembre; ya estamos en mayo, y a punto de que termine el segundo año legislativo, y de que empiecen los reacomodos internos en el Congreso”, detalló. 

 

ANTONIETA SÁNCHEZ

antonieta.sanchez@diariodemorelos.com