México.- El trato de los silbantes tiene todavía tiene molesto al técnico del América, Miguel Herrera, quien consideró que este es muy disparejo con otros equipos en situaciones similares.
El “Piojo” se refirió a lo que sucedió con Jesús Corona, portero de Cruz Azul, que reclamó de manera airada al árbitro César Ramos, sin que recibiera una tarjeta, situación contraria a lo que vivió su guardameta, el argentino Agustín Marchesín.
Comentó que Marchesín no hace aspaviento y le saca la amarilla, “creo que no se miden bien esas tarjetas, al menos en nuestro caso. Marchesín también tiene jerarquía, no se toma parejo, no se equiparán las cosas”.
Al respecto, Santiago Baños, presidente deportivo del cuadro de Coapa, manifestó que ese es un tópico que dejan de lado para evitar polémicas.
“Habría que preguntarle a Arturo (Brizio), prefiero no meterme en el tema del arbitraje, seguimos en la línea de no comentar mucho en el tema y la gente encargada debe ponerse a trabajar”, dijo.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...