compartir en:

El partido de ida de la Supercopa de España que enfrentará al Real Madrid y al Barcelona tendrá una baja importante para el cuadro merengue.

El madridista Luka Modric no podrá disputar la final de ida por culpa de una sanción que carga desde hace tres años.

En la Supercopa de España de 2014, el mediocampista croata fue expulsado ante el Atlético de Madrid por una doble amarilla.

El juez de Competición de la Federación Española de Fútbol impuso en 2014 un partido de suspensión a Luka Modric, pero como el cuadro merengue no ha disputado la Supercopa de España desde ese entonces, el centrocampista deberá cumplir dicho castigo este domingo.