Remodelar tu casa, preparar tu boda, salir de viaje, adquirir un auto, estudiar un posgrado o buscar alternativas para cumplir ese sueño que puedes lograr en el momento en que lo decidas, son algunas de las situaciones en las que podríamos necesitar mayor liquidez financiera y por lo general recurrimos al ahorro que ya generamos o buscamos recortar gastos, pero ¿por qué no recurrir a otro tipo de financiamiento?

La forma más común de una solución financiera es el crédito, los hay bancarios, departamentales, populares o con la ya conocida tarjeta de crédito, sin embargo, una buena opción para aquellas personas que cuentan con un empleo en el sector público es el préstamo personal vía nómina.

“Un préstamo vía nómina es una solución muy versátil que te permite obtener mayor solvencia para lograr los objetivos que te propusiste para 2021 y que aún te falta por alcanzar. Incluso, te impulsará para tener un desarrollo y bienestar económico. Lo más importante al adquirir un crédito es asegurarte de que la institución financiera vea por tu bienestar, sin rebasar tu capacidad de pago o nivel de endeudamiento, es decir las parcialidades deben ser menores o hasta 30% del ingreso familiar mensual” destacó Dante Teytud Macías, director comercial de Credifiel.

Es importante considerar que cada institución o entidad financiera emite sus disposiciones antes de otorgar un préstamo personal vía nómina, por lo que es importante comparar las distintas alternativas que hay en el mercado antes de contratarlo. Ahora bien, ¿No estás seguro de que sean los créditos de nómina la solución que necesitas? Aquí te contaremos los mitos y realidades de los créditos de nómina.

 

Mitos de los créditos de nómina

  • ¿Estás en Buró de crédito? No importa si te encuentras en el buró de crédito, ya que el descuento se hace directamente a tu nómina.
  • Reponerlo de forma anticipada. Hay empresas que sí lo permiten, sin embargo, esta es una actividad complicada al considerar que tu principal ingreso es dicho empleo.
  • ¿Es una obligación adquirirlo? Los créditos vía nómina se rigen por una jurisdicción mercantil, no laboral. Incluso, no es legal que te establezcan reglas para adquirir tu crédito por laborar en la empresa. Sino que, debe ser por su contrato y con base en las cláusulas de este.
  • ¿No están regulados? Las instituciones financieras deben seguir una serie de procedimientos para prevenir el blanqueo de dinero, normalmente las establecidas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).
  • ¿Te otorgan lo que tú quieras? Los créditos vía nómina se dan de acuerdo con la capacidad de pago del cliente y que de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Empresas de Nómina (Amden), las empresas están obligadas a no prestar un monto que genere una cantidad mayor al descuento neto del trabajador.

Realidades de los créditos de nómina

  • Evitan a que te sobre endeudes. Los préstamos están sujetos a tu antigüedad laboral y al sueldo que recibes. Los plazos de liquidación varían de entre los 6 meses hasta los 5 años. Es importante que tengas un uso adecuado del crédito para evitar un desbalance es tus finanzas.
  • Documentación mínima. Gracias a que ya cuentan con historial sobre ti, toman como aval tus depósitos de nómina.
  • Cobros están programados. Este tipo de préstamos generalmente se realizan en pagos quincenales, aunque se pueden ajustar a tus necesidades. Debido a que el crédito se deposita en tu pago de nómina, al momento del cobro, la empresa retira el monto acordado del mismo sitio.
  • Regulados por la CONDUSEF. Con el fin de ofrecerte seguridad en todo el trámite Debes evaluar que sea una entidad certificada por dicha institución, ya que si surge algún inconveniente tienes la seguridad de acudir por si persiste alguna queja y/o reclamo.

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado