YAUTEPEC, MORELOS.- En carpas cerradas y alumnos bajo el Sol en escuelas de la entidad imparten clases para evitar estragos por baja temperatura,como la primaria “Emiliano Zapata” de la colonia La Nopalera, cuyas aulas son reconstruidas.
La baja temperatura que hay en Morelos afecta, principalmente, a los alumnos en las escuelas debido a que durante la madrugada y mañana el frío es más intenso.
Por ello directivos en sedes alternas con aulas móviles y carpas buscan aminorar el efecto del frío.
Uno de esos casos ocurre en el poblado La Nopalera de Yautepec, pues el edificio de dicho plantel fue castigado por el terremoto ocurrido el 19 de septiembre.
Afectó las cuatro aulas que integraban la escuela, razón por la cual los estudiantes toman clases arropados, en carpas cerradas o bajo el rayo del Sol mañanero para aminorar el frío.
El director de la escuela, Héctor Pérez Molina, comentó que la baja temperatura que hay durante la mañana ha ocasionado ausentismo de algunos alumnos, sin afectar la operatividad de los salones.
Destacó que las carpas han ayudado a que el frío no limite la actividad escolar.
“Con apoyo de padres de familia, la disposición de los profesores y energía de los alumnos para tomar clases, a pesar de la inclemencia del clima, la actividad escolar y el ciclo escolar se van a sacar adelante”, expresó.
Señaló que, ante el aumento del frío, valoran modificar el horario para que los alumnos ingresen a clase un poco más tarde.
De igual forma, aseguró que han recomendado a los padres de familia mandar a sus hijos bien abrigados, pues aparte del suéter escolar, que utilicen chamarra, gorro, guantes y bufanda para evitar contraer enfermedades respiratorias.

Abrigados. Directivos escolares piden enviar bien cubiertos a los menores para evitar enfermedades.

En el Sol. Algunos menores aminoran así el frío matutino.

Por: GUILLERMO TAPIA
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...