De acuerdo con la información publicada por el diario Excélsior, Mireya Agraz Cortés, mujer a la que encontraron muerta a un lado de sus tres hijos y de padre (el abuelo de los niños) tomó esa terrible decisión para evitar que los niños quedaran bajo la custodia de su exesposo, quien aparentemente abusaba sexualmente de los menores.

La desesperada mujer explicó que tras darse cuenta que el niño dejó de comer, sufría pesadillas y no tenía control de esfínter, realizó la denuncia por lo que al menor le fue practicada una prueba que develó el abuso por parte del padre, “a mi hijo le hicieron la prueba de Antenas, salió positiva. Que mi hijo fue abusado y nadie hace nada”, informó el medio capitalino. 

Al ver que sus hijo corrían peligro y que nadie le ayudaba, la mujer planeó junto con los abuelos maternos la muerte de los de los seis integrantes de la familia, sin embargo, la abuela sobrevivió a la sustancia, y ahora se debate entre la vida y la muerte, informó Excélsior. 

De acuerdo con el reporte de las autoridades, la nota póstuma que encontraron en el lugar de los hechos decía lo siguiente:  “Nos tomamos un cóctel de pastillas molotov; si no nos hizo a tu mamá y a mi daño, un tiro a cada uno con la 25, Quique”.

Por su parte, el abogado de Mireya dijo que fue el exesposo “quien colocó a la señora Mireya al final del precipicio y la obligó a dar el paso que ella tomó", indicó el abogado de Agraz Cortés en entrevista con Ciro Gómez Leyva este viernes”.