Luciendo un lindo vestido blanco con un ramo de rosas rojas y tomada del brazo de su padre caminando hacia el altar, Mireya ingresó a la iglesia, en donde, emocionado y con una sonrisa, la esperaba Ricardo para comenzar con la celebración eucarística de su enlace matrimonial.
Los ahora esposos estuvieron acompañados por sus padres, hermanos, familiares y amigos, quienes fueron testigos de la unión de Mireya y Ricardo. Posteriormente, se realizó una recepción, en la que todos disfrutaron un coctel de bienvenida con música en vivo.
El feliz matrimonio compartió con sus invitados un rico menú, que tuvo como entrada crema de pimiento morrón con tropiezo de jamón serrano o crema de corazones de alcachofa con tropiezo de jamón serrano, seguido de medallones de pollo rellenos de espinacas en salsa de ciruela al chipotle o medallones de pollo rellenos de queso de cabra en salsa de mango a los tres chiles, como plato fuerte; además de pastel de rompope con espiral de chocolate y pastelito tibio de elote en salsa de rompope con helado, como postre.
La celebración continuó con excelente ambiente; todos brindaron por la felicidad de los ahora esposos y externaron sus mejores deseos para Mireya y Ricardo.

Por: Mariana García
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...