compartir en:

Joe Belfiore, Vicepresidente Corporativo de Microsoft en el Grupo de Sistemas Operativos, dio a conocer el domingo que el desarrollo de aplicaciones y actualizaciones para Windows 10 Mobile, el cual no logró arraigarse en el gusto de los usuarios o inclusive en el de los directivos de la compañía.

A través de una serie de mensajes por Twitter, Belfiore afirmó que incluso él ha decidido cambiar a un sistema operativo Android, si bien afirmó que continuarán arreglando bugs y realizarán regularmente actualizaciones de seguridad para los usuarios.

Por supuesto que continuaremos apoyando la plataforma… arreglando bugs, actualizaciones de seguridad, etc. Pero crear nuevas aplicaciones no es el objetivo.

Hemos intentado MUY DURO incentivar el desarrollo de aplicaciones. Pagado dinero… escrito aplicaciones para ellas… pero el volumen de usuarios es demasiado bajo para que inviertan la mayoría de las compañías.

Actualmente, solo un 0.3 por ciento del mercado de telefonía celular del mundo utiliza el sistema operativo de Microsoft, lo que lo hizo poco interesante para los desarrolladores de aplicaciones, interesados principalmente en Android e iOS.

El gigante tecnológico ha cerrado de manera gradual su sector de telefonía móvil, que incluía el desarrollo del sistema operativo y la creación de teléfonos para enfocarse en lugar de ello en crear aplicaciones y herramientas para las plataformas ya existentes, como el futuro lanzamiento de su navegador Edge para dispositivos móviles.