Ciudad del Vaticano.- Un total de 10 mexicanos, entre ellos una tenista, una maestra de canto y un representante de la Iglesia metodista, participan desde hoy aquí en una cumbre mundial de jóvenes convocada por el Papa Francisco.

Se trata de cuatro mujeres y seis varones, elegidos como parte de un grupo de los 300 delegados que toman parte en el “pre-Sínodo”, un encuentro que tiene como objetivo preparar una asamblea de obispos prevista para octubre próximo en el Vaticano y que abordará los desafíos de los jóvenes.

La reunión, que inició este día con un diálogo abierto en el que participó Jorge Mario Bergoglio, tiene lugar en la sede del Colegio “María Mater Ecclesiae”, una casa para seminaristas y sacerdotes que es gestionada por la congregación religiosa de los Legionarios de Cristo.

A lo largo de esta semana y hasta el próximo 24 de marzo, los participantes debatirán ante el pleno y en grupos lingüísticos sobre los desafíos del mundo juvenil, desde la vida religiosa hasta el trabajo, la familia y el discernimiento vocacional.

Componen la delegación mexicana Mariel Saavedra Zárate, tenista y bailarina; Corina Mortola Rodríguez, docente de Canto para el Teatro Musical y el reverendo Samuel Murillo Torres, presidente para los jóvenes y jóvenes adultos del Consejo Metodista Mundial.

Además de Roberto Vera Aguilar, estudiante de teología en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz de Roma; Cármen Román Fonseca, de la pastoral juvenil en los colegios; Cynthia Edith López Noguez, delegada para la pastoral juvenil de Tlalnepantla y Roberto Paulín Mendoza, de la pastoral diocesana de Izcalli.

Completan la lista los seminaristas Miguel Sandoval García, del Seminario Diocesano de Guadalajara y Alejandro de la Garza, de los Legionarios de Cristo, con el fraile Gerardo Leyva Bohorquez, docente de la Escuela Informal “Instituto Nazareno” de Roma.

El encuentro pre-sinodal forma parte de una ambiciosa estrategia puesta en marcha por el Vaticano para consultar a jóvenes todo el mundo, de entre 16 y 29 años, sobre sus principales inquietudes.

La iniciativa incluyó el lanzamiento abierto de un cuestionario con variados temas que fue consultado en línea por más de 500 mil personas, de las cuales unas 110 mil lo contestaron.

Mientras en Roma los 300 delegados debatan en el aula, durante toda la semana se desarrollarán discusiones en línea mediante seis grupos lingüísticos abiertos en la red social Facebook, a los cuales se inscribieron 14 mil 100 jóvenes.