compartir en:

Río de Janeiro.- El velocista José Carlos Herrera ilusionó al atletismo mexicano por avanzar a la semifinal de los 200 metros planos y que puede estar entre los ocho de la final, sin importar que compita el jamaicano Usain Bolt.

Lo hecho por Herrera en la pista del Estadio Olímpico de Río es muestra de lo que es capaz de hacer en menos de 30 segundos, es decir, convertirse en uno de los más rápidos de México y, desde luego, del mundo.

Su tiempo de 20.29 segundos le valió ser el primero de su heat y dejar en segundo al cubano Roberto Skyers, con 20.44.

Si el sonorense Juan Pedro Toledo fue la estrella de esta prueba a finales de la década de los 90 del siglo pasado, ahora es Herrera, quien tras su paso por Londres 2012, donde fue eliminado en la primera etapa, ahora está en la antesala de hacer historia.

Sin embargo, el hecho de tener como rival al jamaiquino Usain Bolt no es relevante para el mexicano, “el plus es estar en la final. Contra quien sea, en lo personal sólo haré mi carrera, ejecutar lo que pide mi entrenador y sin importar quien esté”.

“Expectativas no tengo; tengo dos metas claras, que es hacer ejecuciones abajo de 20 segundos y pasar a la final. Estamos concentrados en eso y no hay obligaciones, sino los objetivos que deben cumplirse”, expresó. i