compartir en:

Apenas cumplió 18 años de edad y ya aportó al mundo un gran descubrimiento, José Alberto Espejel es un estudiante de segundo semestre de la carrera de Ingeniería Ambiental en la Universidad La Salle, junto a su profesora, Norma Mireles desarrolló un proceso que permite convertir el lirio acuático en Bioetanol, un combustible funcional y amigable al ambiente.

En otros países como Estados Unidos, el biocombustible se realiza a partir de la fermentación de azucares del maíz, pero no existe precedente con lirio acuático, considerado una de las plagas más agresivas en el mundo.

José Alberto recoge el lirio en los embarcaderos de Xochimilco para después transportarlo al laboratorio, pesarlo, molerlo y comenzar con todo el proceso químico, para convertirlo en etanol .

La innovación de su proyecto le hizo obtener al joven mexicano el primer lugar absoluto en la Expociencias Nacional y con esto la oportunidad de acudir a presentar su proyecto en los premios Nobel, durante el Seminario Juvenil Internacional de Ciencia en Estocolmo Suecia.

Emocionado por la oportunidad de que su trabajo sea observado por los galardonados al Nobel de este año, José perfecciona el procedimiento en el laboratorio. A fínales de este año cruzará el gran charco, para llevar su combustible verde hecho de materia prima xochimilca a la gran capital sueca.