compartir en:

Incluso las bebidas embriagantes que no se ingirieron serán vendidas para comprar alimentos y luego distribuirlos con sectores marginados.

La boda de Lio Messi y Antonela Roccuzzo no sólo trajo alegría a la pareja y sus invitados, ya que las bebidas y alimentos sobrantes de la fiesta serán donados a fundaciones benéficas a través del Banco de Alimentos de Rosario (BAR).

 

"Llegaron hace 15 minutos al almacén y los estamos controlando. No sabemos bien la cantidad", relató a EFE Pablo Algrain, director ejecutivo de BAR.

Asimismo, el funcionario explicó a los organizadores de la fiesta que las bebidas alcohólicas no las podían recibir, por lo que verán la manera de cambiarlas por dinero en "algún bar o restaurante" en aras de asistir a las personas de escasos recursos que así lo requieran.

"Explicamos a los organizadores de la boda que podíamos recibir las gaseosas y los snacks, pero que las bebidas alcohólicas teníamos que cambiarlas por dinero, no podemos entregarlas”, sentenció.

Messi se ha caracterizado durante su carrera por llevar a cabo acciones asistencialistas en favor de las personas que se encuentran en una situación comprometida económicamente hablando.