compartir en:

El argentino ve como un niño es detenido por el elemento de seguridad y después rompe en llanto, lo que provoca que el rosarino le haga la tarde al pequeño.

Lionel Messi y la selección de Argentina llegaron a Montevideo bajo un fuerte operativo de seguridad para su duelo ante Uruguay en la eliminatoria sudamericana rumbo a Rusia 2018. El que se robó los reflectores fue el rosarino, quien volvió a tener un buen gesto con un niño y le hizo la tarde.

Al llegar al hotel de concentración, las cámaras de televisión captaron el momento en que un elemento de seguridad detuvo el paso del pequeño Luciano, quien había sobrepasado las vallas para tratar de llegar al “10” en busca de tomarse la foto con su ídolo.

El pequeño de 11 años rompió en llanto, pero Messi se dio cuenta y de inmediato lo mandó a llamar.

Finalmente, se tomó la postal del recuerdo con Leo.

El plantel argentino se instaló en la capital uruguaya y no se espera que salgan hasta poco antes del comienzo del partido, que se disputará este jueves.

Cerca de un centenar de aficionados se congregaron en el barrio de Punta Carretas, donde está ubicado el hotel.