México.- Esta mañana pudo observarse hacia las 7:00 horas el paso del planeta Mercurio sobre la superficie del Sol, un trayecto que duró alrededor de seis horas.

En un fenómeno astronómico que sucede unas 13 veces cada siglo y que no volverá a repetirse hasta 2032, el trayecto del planeta sobre la superficie solar fue visible debido a que quedó ubicado directamente entre la Tierra y el astro rey.

El episodio pudo apreciarse en prácticamente todo el planeta: América, el Atlántico, el Pacífico, Nueva Zelanda, Europa, África y el oeste de Asia.

El proceso, llamado "tránsito", fue meticulosamente monitoreado y fotografiado por la NASA, por lo que las imágenes resultantes pueden ser consultadas en las redes sociales y el sitio de la institución estadounidense.

Los tránsitos han sido útiles a la ciencia durante siglos para estudiar la manera en que se comportan los planetas y las estrellas en el espacio, de acuerdo con la NASA.

También permiten calcular la atenuación de la luz de una estrella, lo que ayuda a entender composiciones, tamaños y distancias de distintos puntos celestes en relación con las estrellas involucradas, en este caso el Sol.