compartir en:

Granada.- El equipo del Granada continuó sin ganar en la Liga de España, después de tres fechas disputadas, tras perder este domingo por 2-1 en casa contra Éibar, que aprovechó las fallas del rival.

El cuadro nazarí quería despertar ante sus seguidores, sin embargo, una pifia del portero mexicano Guillermo Ochoa complicó el panorama, peor aún, cuando la visita estaba con un hombre menos por la expulsión del cancerbero Asier Riesgo.

Parecía que Granada tenía la gran opción de sacar el triunfo, pero un disparo de larga distancia de Pedro León le dio la ventaja al Éibar antes del descanso, al minuto 43, luego que el balón fue mal medido por “Memo” Ochoa, en una acción que daba para más por la calidad del jalisciense.

En el complemento el ucraniano Artem Kravets logró el 1-1, al minuto 76. Pero Sergi Enrich disparó raso anotó ante la salida de Ochoa Magaña para el 2-1.

Con esto, Granada permaneció con una unidad y situado en la parte baja de la tabla.