compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Con 16 años como policía de Cuernavaca para Cristina –a quien así llamaremos por cuestiones de seguridad-, su más grande satisfacción es ayudar a cualquier persona que así se lo solicite, sin importar la imagen que la ciudadanía tiene actualmente de los elementos policiacos de la capital morelense.
Ayer en el marco del Día de la Madre, ella junto con otros compañeros fue la encargada de hacer una puesta a disposición de dos hombres detenidos tras asaltar un restaurante, por ello insistió que es feliz haciendo lo que más le agrada: servir a los demás.
“Ayudar a una persona, hasta tener un reconocimiento, mi mayor satisfacción es seguir aquí, a mí no me interesa si la gente nos tacha de diferentes formas, es libertad de expresión, lo que me preocupa es venir a trabajar, terminar mi turno, hacer lo mejor que puedo y ayudar a la persona que me dé la oportunidad, porque a veces no todas acceden”, manifestó
Reconoció que ha sido complicado combinar su profesión con el papel de madre de cuatro niñas, sin embargo, gracias al apoyo de su familia ha logrado salir adelante, al comentar que sólo es cuestión de organizarse.
“Es un poquito difícil pero sí se pueden las cosas, es nada más organizarse, tratar de salir al otro turno para llegar a casa, ver a los hijos, tengo cuatro niñas, de 14, 13, 12 y ocho años; -ellas- están felices, orgullosas”, dijo.
Añadió que cuando va a trabajar se levanta a las 04:30 horas de la mañana para llegar a su pase de lista y de ahí salir a calle y dependiendo de la carga laboral, es que concluye su jornada y lo único que desea es llegar a abrazar a sus hijas.
Recordó que su gusto por ser policía surgió desde pequeña, puesto que quería ayudar a las personas.

“Desde pequeña siempre tuve el entusiasmo y las ganas de ser policía, mi papá fue militar retirado, fue policía retirado y de ahí yo creo que vienen las ganas de estar en la corporación  policiaca.”   Cristina “N”, madre y policía

Participación
Cristina puso a disposición junto con sus compañeros a dos hombres que horas antes habían cometido un atraco a un conocido restaurante de la capital.

Trayectoria. Cristina lleva 16 años en la corporación y asegura que lo único que desea al salir de laborar es abrazar a sus cuatro hijas.

 

Por: Omar Romero / [email protected]