compartir en:

Maribel Sánchez y Arael Pérez organizaron una íntima reunión para que el más pequeño de la familia recibiera el primero de los sacramentos  de la Iglesia Católica, en una ceremonia oficiada por el padre Luis Millán; Mateo recibió el agua bendita y estuvo acompañado  por sus abuelos, Teresa Alvarado, Maribel Poblano, Ángel Pérez y Juan Sánchez, quienes aceptaron la responsabilidad de ser sus padrinos.
Para continuar con la celebración todos se dieron cita en Anticavilla Hotel, donde disfrutaron de un coctel de bebidas nacionales, canapés y bocadillos.
Hubo música en vivo y el lugar fue decorado con mantelería en blanco y una mesa de dulces con chocolates, bombones, cacahuates, manzanas, botana y el nombre del bautizado. Los asistentes disfrutaron una rica cena de crema de espárragos como entrada, pechuga de pollo rellena de queso crema y espinacas en salsa de Jamaica con verduras salteadas y puré de papa, como plato fuerte; de postre, se ofreció pay de elote con helado de vainilla o tortino de manzana con helado de vainilla.

Por: Alfredo Valdez y Mariana García
[email protected]