compartir en:

Un indigente de entre 45 y 50 años murió, luego de que fuera atropellado por varios vehículos, destrozado y sus restos esparcidos sobre la cinta asfáltica a lo largo de 45 kilómetros aproximadamente, cuando caminaba por el kilómetro 123+650 de la autopista México-Acapulco, a la altura del Puente Cuates, en Puente de Ixtla, por lo que personal del Semefo realizó una inspección ocular y ordenó el levantamiento de los restos.