compartir en:

Un taxista de Coatlán del Río, que se encontraba desaparecido desde el domingo en la noche, fue asesinado a pedradas en la cabeza y abandonado en una zanja, en el paraje Barranca del Muerto, ubicado en el poblado de San Andrés, Estado de México, en donde fue hallado por su tía María Concepción Guarnero Márquez, de 43 años, quien junto con sus familiares buscaron a su consanguíneo y hallaron el taxi con razón social “Coatlan del Río”, placas 1086-LUR, en uno de los campos de dicho poblado, por lo que pidieron apoyo de autoridades de Coatlán del Río, quienes tomaron conocimiento.