“Oscar levántate no te puedes ir así, ven conmigo”, gritaba una señora al ver el cadáver de su hijo, a quien le destrozaron la cabeza con una piedra para quitarle la vida y abandonarlo en la privada Tepetitlán, del poblado de Atlacholoaya, en Xochitepec.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...