compartir en:

En el Fraccionamiento Valle de San Miguel que se ubica en el municipio de Huejotzingo, Puebla, fueron envenenados al menos 40 perros bajo el argumento de que daban mala imagen a la zona.

De acuerdo a la información del portal UnoTV, los colonos de dicho fraccionamiento, encabezados por una mujer identificada sólo como ‘Guadalupe’, decidieron colocar trozos de carne envenenada o con vidrios en distintos puntos del fraccionamiento y de la zona en general, como las áreas verdes.

Trasciende que hay vecinos que aprobaron estas acciones, debido a que los perros representaban un peligro para sus hijos, además de que sólo se la pasaban ensuciando el fraccionamiento, ladrando toda la noche y causando otros destrozos a las entradas de las casas.

Otros habitantes del fraccionamiento que fueron víctimas de la muerte de su mascota, solicitaron la intervención de las autoridades para esclarecer y hacer justicia ante este acto de crueldad.

Ante estos hechos, Diana Díaz Díaz, representante de la Protectora de Animales de Texmelucan (PAT), informó que el fin de semana más de 40 organizaciones tuvieron una junta para abordar diversos puntos entre ellos, acciones contra los asesinos de los caninos.

En la asamblea se determinó un solo juicio legal teniendo como pruebas las publicaciones periodísticas tanto en texto como fotografía.

Hasta el momento ninguna autoridad local o estatal se ha trasladado al lugar de los hechos para atender el reporte.