compartir en:

Xochitepec.- Parece un chamaco de 20 años. Corre, grita y pelea como siempre, pero en el fondo hay un Martín Espinosa renovado, pese a sus 35 años de edad.

El contención uruguayo juega una Copa Morelos Tecate más con las Liebres de Xochitepec, escuadra que ha sido la única en llevarse tres títulos de manera consecutiva en 2012, 2013 y 2014.

Es, junto con Sindey Balderas, el motor del equipo; una especie de líder que está para las buenas y las malas.

Tras ganar la serie contra el Chiconcuac, el cual fue un clásico para muchos, Martín Espinosa admitió que al equipo le falta gol, pese a que dominaron el juego.

“Un partido que lo dominamos los 90 minutos, pero nos costó la definición. En la ida y la vuelta estuvimos arriba, aunque el gol costó para caer”, indicó. 

Reconoció que Chiconcuac fue un duro rival, aunque ellos echaron mano de la experiencia.

“Supimos manejar mejor el partido en el segundo tiempo, más tranquilos (...) ellos se nos vinieron encima en los últimos minutos, porque nosotros bajamos la intensidad”, añadió.

Respecto a que Xochitepec enfrentará al Nissan Mexicana, en los Octavos de Final, el “Nene” dijo que: “Queda seguir trabajando de lunes a viernes, muy duro para afrontar el próximo partido y jugarle de tú a tú al próximo rival.”

Liebres y Nissan se enfrentarán este viernes 10 de marzo, a las 4 de la tarde, en el Estadio Mariano Matamoros.

Staff Diario de Morelos