Amigos y familias arribaron a un bello jardín para disfrutar de una divertida posada organizada por Teodoro Lavín, quien entusiasmado recibió a sus invitados, regalando abrazos y posando para las fotografías.
Fue entrada la noche cuando los presentes se prepararon para pedir posada cargando a los peregrinos y entonando la letanía, mientras se iluminaban decenas de velitas, dando paso a las coloridas piñatas, que fueron rotas por los invitados, quienes  ganaron muchos dulces.
Se ofrecieron tamales, agua fresca, atole y el tradicional ponche; los presentes, al ritmo de música navideña mezclada por un DJ, se divirtieron en grande en esta época de paz y amor.
Por: Daniel Solano

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...