compartir en:

Iniciando su ardua labor como pintora desde hace trece años e inspirada por diversos artistas,  María Luisa de Mateo expuso sus más recientes obras de arte, que representan y están dedicadas a los Zanates en Cuernavaca.
Para no ser influencia en el criterio de las personas que admiran su trabajo, la artista no acostumbra ponerle nombre a sus exposiciones ni a sus cuadros y fue gracias a la vista que tenía a diario en el jardín de su hogar, que se inspiró en tan bellas criaturas, que habitan en una gran variedad de lugares como granjas, parques, jardines, áreas urbanas  y suburbanas. 
En sus lienzos, la acuarelista interpretó cada movimiento de las aves, plasmándolos estáticos y en vuelo.

Por: Mariana García
[email protected]