Abu Dabi.-  Un gol de tiro libre del portugués Cristiano Ronaldo catapultó al Real Madrid como bicampeón del mundo a nivel de clubes, luego de superar en la gran Final 1-0 al Gremio de Porto Alegre.

El Madrid se hizo del dominio del juego desde los primeros minutos y prácticamente en todo el compromiso, pero le costaba encontrar claridad en el último cuarto de cancha para hacer daño al portero Marcelo Grohe.

El Gremio, por su lado, fue un equipo para nada brasileño de intentar tocar el balón, decidió apretar y cometer faltas para evitar daños, inclusive al ataque pasó desapercibido sin disparar a la puerta defendida por el costarricense Keylor Navas.

Todo fue del Real Madrid, pero la falta de gol siempre mantuvo con vida al Gremio, que para nada intentó atacar, como si el deseo fuera esperar a los penales para lograr el milagro.

En la jugada menos esperada, los “merengues” evitaron los tiempos extras y que el desgaste fuera mayor gracias al reciente Balón de Oro, “CR7”, quien ejecutó un tiro libre y la barrera se abrió para que el esférico acabara en el fondo de las redes. 

El árbitro del juego fue el mexicano César Arturo Ramos, quien tuvo una labor aceptable aunque no apreció una dura entrada sobre Cristiano y amonestó nada más a Casemiro.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...