México.- El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, acompañado por su equipo de trabajo, pidió un minuto de silencio en memoria de quienes perdieron la vida hace un mes por el sismo de 7.1 grados que afectó la capital, Oaxaca, Chiapas y Morelos, entre otros.

En el C5, el mandatario local dijo que vivimos un movimiento telúrico que por sus características, hacia más de 270 años de historia no se había presentado. 

"Los 7.1 grados venían acompañados de una aceleración varías veces superior al del 7 de septiembre, de magnitud 8.2, y con un epicentro muy cercano a la capital".

"Fue un movimiento muy fuerte que sacudió a la ciudad pero que nos sacudió a todos y cada uno de nosotros. Todos en la Ciudad de México tuvimos afectación", ya sea en sus bienes, en su familia, en las emociones mismas que nos acompañan en el día a día en la ciudad.