compartir en:

El presidente venezolano Nicolás Maduro denunció hoy una campaña internacional con manipulaciones mediáticas, cuyo objetivo es provocar una “intervención militar” en Venezuela, y en la cual involucró a la oposición.

Maduro afirmó que el epicentro “planificador, ejecutor y de lobby” de la presunta campaña está en Washington, pero que también participan desde Madrid y Miami, por lo que anunció una “contraofensiva de nuevo orden”.

“Está en marcha una campaña para el ablandamiento del terreno, para una intervención militar en Venezuela”, afirmó en rueda de prensa en la casa de gobierno.

Dijo que la oposición venezolana, con mayoría en la Asamblea Nacional, juega el papel de propiciar jornadas de violencia para provocar la intervención.

Agregó que el viernes pasado, la Fuerza Aérea venezolana detectó la incursión de un avión estadunidense con mecanismos para espiar, y presentó un conjunto de fotografías de la aeronave, a la cual pilotos y soldados “salieron a echarlos del territorio”.

Maduro afirmó que las amenazas contra Venezuela aumentaron después del “golpe de Estado en Brasil”, que removió temporalmente a la presidenta Dilma Rousseff, a quien llamó como la “presidenta legítima y constitucional”.

“Venezuela quiere ser llevada por agentes externos y por factores internos a una situación generalizada de violencia que no han logrado, y esta campaña sencillamente precede la búsqueda de los justificativos para una intervención general en nuestro país”, señaló.

Maduro dijo que la campaña es propiciada por medios de prensa que manipulan informaciones, con mensajes que anuncian un posible colapso del gobierno y presuntas acciones represivas.

“Creen que ha llegado el momento después del golpe de Estado en Brasil. Toda esta campaña devela los esfuerzos para sensibilizar a los países para tener una justificación”, aseveró.

“Toda esta campaña tiene como eje Madrid-Miami-Washington, pero el centro planificador, ejecutor de lobby, está en Washington. Todos los embajadores de Estados Unidos en el mundo tienen la prioridad de hacer lobby para sumar en contra de Venezuela y hacernos daño”, agregó.

Reiteró sus acusaciones contra el expresidente colombiano Álvaro Uribe de sugerir una intervención de Venezuela por un ejército extranjero.

Sobre la mayoría legislativa opositora, Maduro dijo que la Asamblea perdió “vigencia política y es cuestión de tiempo para que desaparezca, pues está desconectada de los intereses nacionales”.

“Hoy toda la oposición y esa Asamblea Nacional inoperante, ineficiente, inútil, dominada por la vieja oligarquía burguesa, está involucrada en estos planes”, sostuvo.

Agregó que ante esta campaña mediática que propicia el “odio” contra Venezuela, “amerita que nos lancemos a una contraofensiva de nuevo tipo, para lo cual hago un llamado a los sectores honestos y sus líderes”.

“Hago un llamado a la solidaridad mundial, que en vez de estar jugándose la paz, que cese la campaña de acoso, la campaña mediática contra la vida de un pueblo noble, que lo que hace es trabajar. Que cese la campaña propiciada desde el norte contra nuestro país. El país tiene derecho a defender la paz”, señaló.