México produjo 196.4 millones de onzas de plata en 2017, con lo que se colocó por octavo año consecutivo como el mayor productor mundial de este metal, reveló el informe anual del Instituto Mundial de la Plata, divulgado hoy.

El reporte destacó que la producción de plata en 2017 en México aumentó en 10.1 millones de onzas, un 5.0 por ciento, frente al año precedente, impulsada por una mayor generación en las minas de San Julián y Peñasquito.

La operación San Julián de la empresa Fresnillo, que se puso en marcha en el tercer trimestre de 2016, representó la mayor parte del crecimiento en el país, produciendo un total de 10.5 millones de onzas.

El informe resaltó que el inicio de las operaciones en la segunda fase de esta mina impulsó un aumento de la producción de 10.5 por ciento en el cuarto trimestre, que se espera que continúe cosechando beneficios en 2018.

Fresnillo fue además en 2017 la empresa que logró la mayor cantidad de producción de plata en el mundo, con 54.2 millones de onzas, un repunte respecto a las 45.7 millones de onzas del año anterior.

Johann Wiebe, analista en jefe de la firma Thomson-Reuters y autor principal del informe, señaló que la producción en México tuvo un mejor estándar de calidad o pureza.

“Muy probablemente veremos un incremento en la producción de México durante este año también debido a una mayor demanda mundial”, declaró Wiebe a Notimex.

El informe asentó que pese al avance en México, en el mundo la producción de este metal disminuyó de 888.6 millones de onzas en 2016 a 852.1 millones de onzas en 2017, luego de una racha ininterrumpida de 13 años de incrementos.

La baja en la producción mundial de plata sucedió pese a que la demanda industrial de este metal, impulsada por un crecimiento fotovoltaico récord, aumentó en 2017 por primera vez desde 2013.

El alza en la demanda fue favorecida por una economía global más fuerte, que impulsó al sector de los semiconductores, lo que resultó en una mayor extracción de plata para aplicaciones eléctricas y electrónicas, así como en aleaciones.

Estos factores llevaron a un ajuste de la balanza entre la oferta y la demanda, contribuyendo a un déficit físico de 26 millones de onzas en 2017, el quinto déficit anual consecutivo, de acuerdo con el Instituto Mundial de la Plata.

TAGS EN ESTA NOTA: