El gobierno de México condenó el presunto ataque con armas químicas registrado el pasado 7 de abril de 2018 en Douma, República Árabe Siria, que habría causado la muerte de alrededor de 70 civiles, incluidos mujeres, niños y niñas.

Por medio de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el gobierno mexicano expresó su preocupación más profunda tras los informes de la presunta agresión y reiteró su condena enérgica ante el empleo de armas químicas, por cualquier actor y bajo cualquier circunstancia.

"El gobierno de México reitera su condena enérgica ante el empleo de armas químicas, por cualquier actor y bajo cualquier circunstancia, que vulnere las disposiciones del Derecho Internacional y del Derecho Internacional Humanitario" destacó en un comunicado.

Señaló que en caso de que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) confirmen este ataque, se constataría una violación flagrante del Derecho Internacional Humanitario y a las garantías humanas, así como a la Convención para la Prohibición de Armas Químicas.

Finalmente, subrayó que el gobierno de México permanecerá atento al seguimiento que la OPAQ y el Consejo de Seguridad hagan de este asunto.