El secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, aseguró que se trabaja para que en la reunión entre los presidentes de México, Enrique Peña Nieto y de Estados Unidos, Donald Trump, se lleguen a acuerdos que beneficien a los mexicanos.

Señaló que durante la reunión que sostuvo con funcionarios de alto nivel de Estados Unidos el miércoles se acordó trabajar para que ocurra el encuentro entre ambos presidentes con fecha y lugar aún por definir.

“El lugar y la fecha aún no está definido, lo que sí es un hecho es que consideramos a nivel de gabinete, en ambos países, que sería oportuno una reunión en fechas cercanas”, indicó.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, de Grupo Fórmula, el canciller destacó la importancia de abordar los temas de la relación bilateral de manera integral y de encontrar la forma de trabajar con el gobierno de ese país a pesar de las diferencias.

“Estamos trabajando para que sea una reunión con sustancia en la que se puedan llegar a acuerdos, que se puedan hablar de manera abierta y constructiva de las diferencias que tenemos y que haya cosas que sirvan a los mexicanos en materia de protección, generación de empleo, inversiones, crecimiento económico y de seguridad”, indicó.

Afirmó que la relación bilateral con Estados Unidos se conduce en un marco de diálogo de muy alto nivel y de manera respetuosa, “tenemos diferencias reales, que son conocidas, pero tenemos asuntos comunes que nos permiten seguir trabajando”.

El gobierno federal debe seguir trabajando a pesar del periodo electoral que vive México, pues “la relación con Estados Unidos es extraordinariamente importante para México tenemos diferencias importantes y por lo tanto no debemos eludir el trabajo bilateral y mucho menos el diálogo”, subrayó.

Por separado, en entrevista con Carlos Loret de Mola, para el noticiero televisivo Despierta, señaló que el tema sobre la construcción del muro nunca ha estado en las conversaciones bilaterales, “el gobierno de México no participa de forma alguna en esa conversación y en esa decisión”.

Sobre el tema de los “dreamers”, señaló que el gobierno mexicano está atento al debate que se lleva a cabo en el Congreso estadounidense y ha manifestado “el interés de que se proteja a los jóvenes, que se les reconozcan sus derechos fundamentales y se garantice un futuro”.

Respecto a las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) señaló que se trabaja para que se continúe con el mecanismo, “hay una oportunidad razonable de que sea un resultado ganar-ganar para México y desde luego para Estados Unidos”.

Refirió que las negociaciones se llevan a cabo a través de un proceso muy profesional y altamente técnico y se avanza en las diferencias que existen entre ambos países, pero “hay motivos para verlo con optimismo razonable”.