compartir en:

Brasilia.- Obligado al triunfo y con dos sensibles bajas por lesión, el Tricolor enfrenta hoy a Corea del Sur, en busca de su boleto a cuartos de final en los Juegos Olímpicos Río 2016.
La fractura de peroné de la pierna derecha del volante Rodolfo Pizarro y la fractura de nariz de Oribe Peralta han modificado por completo el panorama para el técnico Raúl Gutiérrez, quien ahora debe encontrar en Erick Torres y Marco Bueno a su hombre gol, así como un elemento que supla el talento del jugador de Pachuca.
Es momento de que Hirving Lozano pese más y se convierta en ese futbolista desequilibrante, ya que es cuando más lo necesita el combinado mexicano.
Habrá que ver en qué condiciones llegan los reemplazos de Pizarro y Oribe, Raúl López y Carlos Fierro, quienes apenas ayer entrenaron con el equipo.
Con 4 puntos y diferencia de goles de +4, el Tri requiere del triunfo para no depender de lo que haga Alemania y así asegurar su presencia en la siguiente fase, mientras que los asiáticos tienen la misma cantidad de unidades, pero con diferencia de +8, por lo que el empate les basta para avanzar.