México.- México cuenta con finanzas públicas sanas y mecanismos institucionales que permitirán solventar gran parte de la reconstrucción de los daños provocados por los sismos de hace unas semanas con fondos públicos, aseveró el presidente Enrique Peña Nieto.

Asimismo se hará uso de los recursos producto del cobro de seguros, dijo el primer mandatario durante la 23 Reunión Anual de Industriales organizada por la Confederación de Cámaras Industriales.

Los sismos, indicó, dejaron graves pérdidas humanas y daños materiales; “la sociedad entera lamenta, por encima de todo, el fallecimiento de 450 personas; 160 mil familias sufieron daños en sus casas y perdieron buena parte de sus pertenencias”.

Reconoció la labor de los mexicanos que “se volcaron para ayudar a otros mexicanos”, así como la del sector empresarial que realizó acciones para el apoyo a la población afectada.

Afirmó que en Chiapas y Oaxaca ya entraron en la etapa de reconstrucción entidades donde ya hay resultados concretos, pues finalizó el censo a los comercios.

Además la próxima semana la Secretaría de Economía iniciará un programa de recuperación de actividades productivas afectadas por los movimientos telúricos.

Acompañado por los secretarios de Economía, Ildefonso Guajardo; de Hacienda, José Antonio Meade, y de Educación, Aurelio Nuño, dio a conocer que en esas dos entidades la banca de desarrollo destinará una bolsa de recursos de mil 400 millones de pesos para otorgar financiamiento preferencial en respaldo de siete mil 200 empresas.

Además se destinarán más de 70 millones de pesos en subsidios del Instituto Nacional del Emprendedor para la restitución de inventarios, capital de trabajo, equipamiento, en beneficio de siete mil negocios directamente afectados hasta ahora censados en Chiapas y Oaxaca.

Apuntó que al igual que en las etapas de atención a la población en emergencia y censo de daños “será importante que en la reconstrucción sociedad y gobierno sumemos esfuerzos”.

Expuso que esto incluye las aportaciones del sector privado, como las del fideicomiso Fuerza México, recientemente creado por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) para canalizar recursos de forma ordenada, eficiente y transparente.

En este sentido, el titular del Ejecutivo Federal hizo un llamado a los integrantes de las cúpulas empresariales de todo el país a participar “en el esfuerzo colectivo para poner a todo México de pie”.

Indicó que las últimas semanas pusieron en evidencia, una vez más, que una parte de la población sigue siendo especialmente vulnerable a fenómenos naturales, “por eso también es fundamental atender las causas estructurales que acentúan está fragilidad”.

Es por ello que las Zonas Económicas Especiales (ZEE), de las cuales se decretaron el jueves las tres primeras, permitirán el desarrollo de toda la geografía nacional, y "sólo serán exitosas si cuentan con la participación dedicada de los empresarios nacionales”.

Esto es importante, apuntó Peña Nieto, ante el ataque a las libertades económicas fundamentales, que “ha provocado escasez, carencia y atraso”, y por ello es necesario “ensanchar las libertades” para que cada ciudadano pueda desarrollar a plenitud su proyecto de vida.