Gdansk.- La Selección de Futbol de México buscará mejorar lo que mostró frente a Bélgica cuando se vea las caras con su similar de Polonia, en partido amistoso dentro de la última fecha FIFA de 2017.

Luego del partido ante Bélgica, la escuadra de la Concacaf dejó sentimientos encontrados en cuanto a lo que enseñó en el terreno de juego, ya que se confirmó su fragilidad en la zona defensiva.

Así como la obstinación del técnico colombiano Juan Carlos Osorio por habilitar a gente en una posición que no domina, como son los casos de Néstor Araujo, en la lateral, y de Diego Reyes, en la contención; además de que se confirmó el mal momento de Miguel Layún, algo nada nuevo, pero sobre todo el de Héctor Moreno.

Lo positivo fue que Hirving Lozano dejó en claro que tiene que ser titular indiscutible y que en este momento es el único jugador del “Tricolor” que puede marcar una real diferencia.

De cara a lo que espera del juego ante los polacos, el técnico Osorio consideró que “será un reto y un desafío ajustarnos a las necesidades que ellos hagan a las que nosotros tenemos que hacer también, y creo que al final ambos países tienen muy buenos jugadores y las ausencias son normales en el fútbol, veremos quién las puede asumir de la mejor manera”.

Se desarma el tri

Además de las bajas de Javier Hernández, Héctor Herrera y Edson Álvarez para el partido de hoy ante Polonia, la Selección Mexicana deberá prescindir de Giovani Dos Santos también por lesión.

“Sobre el caso concreto de Giovani Dos Santos, tiene una pequeña molestia muscular y queremos, por precaución y recomendación del departamento médico, tratar de guardarlo, y desafortunadamente no podrá estar”, explicó el técnico colombiano Juan Carlos Osorio en entrevista.