compartir en:

El secretario de Salud, José Narro Robles, dijo que México requiere unidad para avanzar, por lo que en un ámbito democrático, se debe fortalecer el federalismo, respetar a los distintos niveles de gobierno y trabajar de manera coordinada.

De gira por Querétaro, reiteró su compromiso de apoyar a los gobiernos municipales, que conocen las necesidades sociales de la población, debido a que son el primer eslabón de contacto con la ciudadanía.

Al encabezar la presentación y la toma de protesta de la Red de Municipios en Salud, manifestó su convicción de trabajar con las autoridades estatales y municipales, con objetivos comunes y como aliados, se informó en un comunicado.

De igual forma, exhortó a la sociedad a revisar la historia de México durante las últimas cinco décadas "para que constaten el progreso del país".

En materia de salud, argumentó que hay una mejor esperanza de vida al nacimiento, se ha reducido la mortalidad infantil, se ha incrementado la infraestructura hospitalaria y se cuenta con un mayor número de profesionales de la salud y mejor preparados.

Ante los 18 presidentes municipales que integran la Red de Municipios de Querétaro, Narro Robles destacó que la salud es uno de los grandes igualadores sociales, y elemento fundamental para que una nación progrese y se desarrolle.

Mientras que el gobernador Francisco Domínguez Servién enfatizó que la salud es un derecho fundamental, que debe ser prioridad para cualquier gobierno, ya que contribuye a un desarrollo pleno.

Dijo que Querétaro renovó el un compromiso con la Red Mexicana de Municipios por la Salud, priorizando a las familias que viven en situación de pobreza extrema.

Más tarde, José Narro Robles y Domínguez Servién inauguraron el Centro de Salud Urbano, una moderna unidad médica equipada con tecnología que brindará servicios médicos generales y de especialidad.

Dicha unidad cuenta con 17 consultorios y otorgará servicios de medicina general, preventiva, odontología, nutrición y psicología, entre otras, e beneficio de más de 65 mil 746 habitantes, de los cuales 31 mil 910 son derechohabientes del Seguro Popular.

En reunión con representantes del Sistema Estatal de Salud, dijo no se debe regatear la atención médica que se presta a la población, es un derecho de todos los mexicanos y que "no se trata de mandar oficios, sino de tener oficio y operar para mejorar los servicios”.